Los Niños Del Cielo (Bacheha-Ye aseman)

image

 

Un par de zapatos extraviados…
Un par de zapatos compartidos…
Una madre enferma y un padre trabajador…
Dos hermanos que desean que sus días vuelvan a la normalidad…

Una serie de eventos aparentemente irrelevantes que tejen una trama inesperada, emotiva e ingeniosa.

 

Soy de esas personas apasionadas del séptimo arte. Lo cual pareciera un poco contradictorio por el hecho de que casi nunca voy al cine. Voy a lo mucho 2 o tres veces al año.

Por un lado porque creo que está muy caro, por el otro porque no hay muchas películas que, a mi juicio muy personal, valgan la pena. Además las salas están inundadas de películas estadounidenses. Y no sé a ustedes pero a veces cansan. Es que, pareciera que no hay más opciones que esas.

Sin embargo, aunque no voy mucho al cine, sí que veo muchísimas películas. Porque de que hay opciones, las hay, y de gran calidad. Aunque es como en el comercial: “La cosa es buscarle”.

Por ejemplo, hace poco en mi clase de Filosofía y Práctica Educativa, con la maestra más perrucha Griselda Puebla, tuve la oportunidad de ver una gran película. Ya la había visto hace como diez años, y como me pasó aquella primera vez,  volví a quedar maravillado.

Se llama “Los Niños del Cielo”. Una película iraní, hablada en Persa y rodada en la ciudad de Teherán. 

Trata básicamente de lo siguiente:

Ali, el protagonista, pierde los zapatos de su hermana Zahra. Le explica a ella lo sucedido y le pide mantener la pérdida en secreto y no contar nada a sus padres, dado que saben que no tienen dinero para comprar otro par de zapatos y saben, también, que serán castigados.

El problema es que Zahra no tiene otro par de zapatos para ir a la escuela, por ello, deciden compartir los zapatos de Ali para que sus padres no sepan de la pérdida. Al mismo tiempo que buscan la manera de recuperar los zapatos de Zahra.

Ali se entera de que hay una carrera y que el tercer premio es un par de zapatos, así que promete a su hermana participar y conseguir ese premio. Sin embargo, el niño debe llegar en tercer lugar.

La simplicidad de la anécdota y más que nada la manera de contarla es lo que la hace tan encantadora.  El argumento sirve también como excusa para hablar de las serias diferencias existentes entre los ricos y los pobres en Irán.

De verdad que te pone a reflexionar. Y si te anda sacando alguna lágrima.

 

Dicen que En 1998 fue nominada al Oscar como mejor película extranjera… Aunque perdió frente a otra joya del cine internacional “La vida Es bella”.

En fin…

Dejo aquí el link para que puedan verla completa.

http://www.nuestrocanto.net/joo/index.php?option=com_content&view=article&id=2601:los-ninos-del-cielo-1997&catid=111:drama

Anuncios

Dime algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s