El Regreso de Nataly 3

 

La vida es una carretera oscura. Nunca sabes hacia dónde vas a ir. Una noche vas por ella,disfrutando el viaje, y de repente…  De golpe y porrazo tienes 27 años. Yo, cuando era más joven pensaba a esta edad que ya tendría la vida resuelta. Pero hoy ya se que no es así. La ida me lo ha demostrado. Y a través de este tiempo que llevo viviéndola. He aprendido muchas cosas. Entre ellas, que he cometido grandes errores.

image

Hay algunas cosas en la vida que sabes que son un error, pero que no sabes realmente que son un error, porque la única forma de saber que son un error… ¡¡es haciéndolas!!

Para mirar más tarde hacia atrás y decir:
Sí. Son un error. O fueron un erro…

Pero si no las haces…

Entonces… Yo pienso que ese es el mayor error de todos. Porque Luego te pasarías toda la vida preguntándote si fue un error o no. ¿Qué hubiera pasado sí… ?

  Cuando Nataly me colgó. Pasó por mi mente la idea de que no volvería a llamar. Que quizá había sido un error, pero al mismo tiempo pensé que no me quería quedar con las ganas de saber. ¿Qué puede pasar si insisto? Sólo había una forma de saberlo:

Así que volví a llamar…

…Y contestó.

-Tranquila, baby. Dame una oportunidad. Ha pasado mucho tiempo. Haz que valga la pena.

-JC, por favor…

-Siento llamarte. Sé que no tengo derecho, pero es que quiero saber de ti. Quisiera verte. Por favor, Nataly, no cuelgues. Por favor…

Por un momento hablé sin pensar. Sentí que mi boca se movía sola.

-JC… Han pasado seis años. Seis años y ni siquiera una triste llamada en navidad, ni en mi cumpleaños ni nada…

-Si, lo se. Supongo que soy un imbécil. Lo siento.

-Si. Si que lo eres. Y peor que eso. Mira que esperar seis años para llamar. ¿Qué te pasa? ¿Qué quieres?

-Mira, mira…

-¿Sabes qué? ¡Adiós! Y no vuelvas a llamar.

-Bueno… más bien escucha. Sé que estás enojada, pero…

-¿Pero qué? Hace seis años dejaste muy claro que no te interesaba estar conmigo…

-Mira, mira… Fui un idiota. Se que fui un idiota al dejarte. Me di cuenta de mi error un poco tarde. Ahora lo se.

-¿Un poco? ¿Nada más un poco? Tú no sabes cuanto te quería. Sufrí mucho cuando te fuiste.

-Mira, Nataly, era un muchacho estúpido, con miedo al compromiso.

-¿Y qué? se supone que de repente quieres sentar cabeza y estas listo para casarte ¿no?

-Sí, De hecho.. Soy un hombre diferente. Dame otra oportunidad, ¿sí?

-No cabe duda de que en verdad eres un imbécil. ¿Qué te hizo pensar que puedes llamarme después de tanto tiempo y pedir que te perdone? ¿Crees que con esta llamada se resolverá todo? ¿Que te voy a decir “si” y luego irme contigo y ser felices por siempre?

-Bueno… Por algo se empieza…

-Debes de creer que no tengo dignidad. ¿Verdad?

-Oye… Tampoco exageres. Sólo quiero la oportunidad de verte y hablar contigo. No te estoy pidiendo que vuelvas conmigo. Ni nada de eso. ¿Por qué todas mis ex novias creen que les hablo nomás porque quiero volver? Luego, luego se emocionan.

Ella se ríe. Puedo alcanzar a oír su risa a través del teléfono. Hace una pausa y continua.

-¿Verme, hablar conmigo? De verdad no entiendo que es lo que quieres, no creo que tengamos mucho de que hablar. Moriste para mi hace seis años.

-Ok. Estoy muerto. Ahora si ya me lo estoy creyendo.

-¿De qué hablas?

-Es que precisamente esta mañana alguien me dijo que estoy muerto. Como que comienza a cobrar sentido.

-Estás bien loco.

– Si, es lo que dicen algunos. Pero Vamos, sólo una tasa de café. Por favor, Nataly. Dale a este fantasma una oportunidad. La dignidad esta sobre valorada.

-No se…

-Te digo… Será sólo una taza de café. ¿No te da curiosidad? Hazlo por pura curiosidad.

-Te digo que no lo se.

-Vamos. Quizá seas la primer mujer que hable con un muerto. No querrás perderte esa oportunidad ¿o sí?

 image

Ella suelta la carcajada… Le hice reír. Creo que esa es buena señal.

-mmm… No lo se. Ha pasado tanto tiempo…

-Vamos, quiero dejar de ser un fantasma ¿No te gustaría cambiar al mundo? “…el mundo cambia si dos se miran y se reconocen…”(1)

-Ok… Y “…amar es desnudarse de los nombres…” Pero yo no quiero ser tu puta.(2)

-¿¿¿Qué???

-No cites a Octavio Paz fuera de contexto.

-Mira nomás. ¿No es genial? A ambos nos gusta Octavio Paz.

-Ese no es el punto. Tienes razón. Creo que si me gustaría volver a verte. Y es que…

-Es que.. ¿qué? ¿Estás casada? Sólo será un café. No te causaré problemas.

-No. No es eso. No estoy casada. Es  que pienso que podría ser un error.He cometido muchos errores en mi vida. No quiero uno más.

-Ok. Te entiendo. Quizás sea un error vernos. Quizá ha sido un error llamarte. Pero… Eso no lo sabes. Yo no lo sé. Y como te digo, sólo será un café.

-Ok. ¿Cuando tienes tiempo…?

Nos pusimos de acuerdo e hicimos una cita.

Y así fue como recobré el contacto con Nataly.

Un apunte sobre los errores:

A veces, aunque sabes que es un error.

Es necesario hacerlo a pesar de todo.

Continuará…

image

Notas.

(1) Pequeño fragmento del Poema Piedra de Sol, de Octavio Paz.

(2) Nataly completó el siguiente verso de el poema. Eso es lo que lo hizo bastante gracioso para ambos.

Anuncios

One thought on “El Regreso de Nataly 3

  1. Aqui presente sr escritor.En verdad te lo digo y lo repito, continua escribiendo, eres realmente bueno haciendolo…te felicito JC,

Dime algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s